martes, 29 de diciembre de 2009

Para 2010

MEGAN FOX
SERÁ WONDER WOMAN

Se anuncia que Megan Fox será la próxima Wonder Woman. Hace muchos años que se anuncia este rodaje que nunca arranca pero por fin en el 2010 la veremos en pantalla grande. En la chica fue Lynda Carter, ex miss Mundo.
La actriz ha despotricado lo suyo sobre la heroína del cómic, pero la taquilla manda y sobretodo tras el fracaso de Jennifer's Body.
Wonder Woman y La Liga de la Justicia esperan su primer golpe de manivela, pero al parecer Megan aparecerá en ambas. Nosotros hasta que no lo veamos no nos lo crearemos.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Los pingüinos danzarines

HAPPY FEET

El día de Navidad me encuentro la tele repleta de pingüinos, un extraño musical ecologista sobre una comunidad de la Antártida que pasa hambre porque han desaparecido los peces.
Me pareció muy agradable el desarrollo del guión y su resolución. La comunidad consigue hacerse valer aprendiendo a bailar claqué, una acción completamente singular.
Estaba muy preocupado por Lluvia de albóndigas, vista hace pocos días, en donde un científico capaz de inventar una máquina que convierte el agua en comida es presentado como un inútil y un estúpido que se debe redimir como un Rambo cualquiera al destruir su propia invención.
Se trata de la vieja parábola del aprendiz de brujo, un científico que no es capaz de controlar su creación. Vivimos en un mundo en que hay millones de parados, familias sin hogar, pueblos y naciones que se mueren de hambre y un científico capaz de buscarles remedio es un imbécil para las mentes de Hollywood.
Happy Feet es distinta. Es una apelación a la astucia y a la inteligencia para resolver nuestros problemas aunque se haya querido ver más de la cuenta. El cine no es sólo técnica, interesa la espina dorsal de cada cinta basada en una buena historia que está muy bien desarrollada. La búsqueda del misterio que provoca la hambruna, el hallazgo del problema y una forma inteligente para encontrar la solución. Todo un ejemplo a seguir.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Recuerdo de Ron Miller

RON MILLER DISNEY

La productora de Disney languidecía en un mar de mediocridad cuando Ron Miller se ocupó de ella. Fallecido su fundador y alma mater, la dirección había perdido la brújula del éxito. Les faltaba inspiración cuando el sobrino del genial cineasta inició una nueva etapa con una visión renovada del cine de animación.
En primer lugar tuvimos protagonistas a gentes marginadas en el cine norteamericano como los gitanos y un jorobado (El jorobado de Notre Dame), nativos americanos (Pocahontas) y orientales (Mulan).


Con Mulan conocimos a una muchacha que deseaba triunfar en un mundo estrictamente masculino, aunque sea la guerra. Por primera vez en una película Disney la protagonista se encontraba en un fuerte apuro al bañarse desnuda en el río con la irrupción de sus compañeros masculinos ansiosos de compartirlo.
Con La Bella y la Bestia y también con El Jorobado de Notre Dame, descubrimos que la belleza está en el interior. Quasimodo era entrañable, nada terrorífico.
El Rey León y Aladin fueron dos éxitos igualmente importantes. El genio, que aquí tenía la voz de Josema Yuste, tenía un carácter singular.
Las chicas Disney de esta nueva etapa ya no son tan ingenuas como las que aparecían en la etapa anterior bajo la dirección del tío Walt. Han evolucionado con los tiempos. Pero lo que sí se recuperó fue la magia del antiguo Mago de Burbank, uno de los creadores más prestigiosos de Hollywood y del cine mundial.


El cine de animación de luto

ADIÓS A ROY MILLER DISNEY

Roy Miller Disney

Roy E. Disney, sobrino de Walt Disney detrás de cuya poderosa de la escena influencia en el Walt Disney. Condujo a la salida del ex presidente, Michael Eisner, ha muerto. Tenía 79 años.
La compañía anunció que Disney murió el miércoles en Newport Beach, California, después de un combate un año con cáncer de estómago.
Presidente de la compañía y el director ejecutivo Bob Iger dijo que Disney era mucho más que un valor veterano de 56 años en la compañía.
"El compromiso de Roy en el arte de la animación era incomparable y siempre será su legado personal y uno de sus mayores contribuciones a Disney el pasado, presente y futuro", dijo Iger en un comunicado.
Aunque en general se mantuvo fuera de los reflectores, Roy Disney no ha dudado en llevar una exitosa campaña en 1984 para derrocar al hijo de Walt Disney en la ley después de concluir que era líder de la compañía en la dirección equivocada.
Casi 20 años después, se puso en marcha otra revuelta de los accionistas de éxito, esta vez en contra de Eisner, el hombre que había ayudado a traer después de la salida anterior.
Eisner y su esposa, emitió un comunicado expresando sus condolencias por la muerte de Disney.
Don Hahn, productor ejecutivo en el estudio de cine de Disney, Roy Disney acreditado con inaugurando una nueva era después de asumir el departamento de animación en 1984. Juntos, ayudaron a hacer películas taquilleras como La Bella y la Bestia y El Rey León.
"Él tomó bajo su ala, fue un animador, un entrenador, un terapeuta", dijo Hahn.
John Lasseter, jefe creativo de Walt Disney y Pixar Animation Studios, también alabó a Disney.
"Él puso su corazón y alma a preservar el pasado legendario de Disney, mientras que ayuda a mover el arte de la animación en la edad moderna por adoptar nuevas tecnologías", dijo Lasseter.
Nacido en 1930, Roy Disney prácticamente había crecido con la empresa. Su tío, Walt Disney y su padre, Roy O. Disney, había co-fundó el estudio Disney Brothers Cartoon siete años antes, más tarde la nueva denominación de Walt Disney Co.
Mientras que Walt era el genio creativo de la compañía, su hermano fue el encargado de las finanzas de la compañía.
A partir de la década de 1950, el más joven de Roy Disney trabajado durante años en el negocio familiar como editor, guionista y productor. Dos cortometrajes trabajó en fueron nominados para los Premios de la Academia: de 1959 Misterios de las profundidades, que escribió, fue nominado como mejor acción en vivo a corto, y la película de 2003 Destino, que él co-produjo, fue nominado como mejor corto de animación.
A pesar de su herencia, nunca Roy Disney tuvo la oportunidad de dirigir la empresa. Pero a medida que un inversor que aumentó su acción de Disney en una fortuna de mil millones de dólares, tuvo un impacto enorme en el destino de la empresa.
En 1984, descontento con el hijo de la dirección de Walt-in-law Ron Miller estaba proporcionando, Disney renunció al directorio de la compañía de directores y buscar inversores para respaldar una oferta para instalar una nueva dirección. (Miller era el marido de Diane Disney Miller, primo de Roy.)
Sus esfuerzos resultaron en la contratación de Eisner y Frank Wells, que llevó a la empresa como un equipo hasta Wells murió en 1994.
Durante ese tiempo, Disney se reincorporó a la Junta y llegó a ser vicepresidente de la compañía y presidente de su división de animación. También se convirtió en un inversor inteligente con los años, la formación de Shamrock Holdings con su amigo y compañero de la Junta de Disney Stanley Gold en 1978.
El fondo creció hasta convertirse en un importante inversor en bienes raíces de California, el estado de Israel y de otros tipos de entretenimiento y medios de comunicación.
Gold, presidenta de Shamrock Holdings y un amigo de Disney durante 35 años, lo describió como firmemente leal a sus principios y sus amigos.
"Él era un elegante caballero humilde", dijo Gold en una declaración.
Después de años de insatisfacción con el liderazgo de Eisner y el precio de su alicaída acción de la compañía, Disney y Gold renunciaron a sus puestos a bordo en 2003 y lanzó una rebelión de los accionistas.
En su carta de renuncia, Disney pidió expulsar a Eisner, quejándose de que en su reloj las normas de la compañía había disminuido, especialmente en los parques temáticos como Disneylandia en California y Walt Disney World en Florida.
Inicialmente rechazado, Disney se unieron los pequeños inversores y aficionados que han respondido a sus quejas sobre la pintura descascarada campechano en los parques temáticos y su ira por haber dicho que tendría que abandonar el tablero, porque era demasiado viejo.
Accionistas entregó finalmente un reproche sin precedentes a Eisner, la retención del 45 por ciento de los votos emitidos a favor de su reelección a la Junta. El jefe del Ejecutivo fue posteriormente despojado de su papel como presidente de la junta y anunció su retiro en 2005, un año antes de que su contrato había terminado.
Disney se opuso inicialmente a Iger, sucesor de Eisner, pero se reconciliaron y en 2005 el nombre de Disney Iger emérito y miembro de la junta le dio la bienvenida de nuevo a eventos de empresa. Disney no asistir a las reuniones del consejo y en el momento de su muerte ya no era un accionista significativo.
Nacido en Los Ángeles el 10 de enero de 1930, Roy Edward Disney era hijo único Roy y Edna Disney. Como adulto, se compró un castillo en Irlanda y se entregó a su pasión por las regatas, estableciendo varios récords de velocidad.
También fue un filántropo activo, apoyando el California Institute of the Arts en Valencia, una escuela fundada por su padre y su tío.
"Es un poco difícil de imaginar nosotros sin él", dijo el presidente de la escuela Steven D. Lavine, citando incansable apoyo de Disney.
En 1999, igualó un regalo de la Walt Disney Co. Establecer un espacio de teatro experimental como parte de la Walt Disney Concert Hall de Los Angeles. El nombre del teatro para sus padres.
En 2005, Disney se comprometió $10 millones para establecer el Roy y Patricia Disney Cancer Center en Providence St. Joseph Medical Center, en Burbank.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Locura a través del tiempo

LA SAGA DE LOS VISITANTES
Jean Reno y Valerie Lemercier

Corría el año 1993 cuando se estrenó Los visitantes ¡no nacieron ayer!, una película francesa que llegó a alcanzar el número 1 en la taquilla gala ante el pasmo de los críticos que la atacaron sin piedad. El mismo presidente de la República llegó a declarar que no entendía el éxito tan espectacular de esta película de Jean-Marie Poiré por la siguiente razón, a la gente llamésmole culta e intelectual no les gusta nada que triunfen las comedias cómicas que llenen de carcajadas las salas. Éxito que se exportó y llegó hasta España.
La trama mezcla la historia medieval con el astracán más desaforado. Un caballero feudal (Jean Reno) debe viajar con su escudero (Christian Clavier) por el tiempo para impedir una muerte accidental gracias a los hechizos de un mago. Sin embargo un error en la fórmula les lleva a finales del siglo XX encontrándose en una sociedad que no comprenden.
Toda la gracia de esta aventura, muy bien realizada de ritmo ágil y vivaz, radica en el contraste. Los visitantes del medievo se comportan como en su tiempo con ademanes bruscos y desconsiderados en una sociedad repleta de pijos estirados y orgullosos a los que ponen repetidamente en ridículo.
Deben de regresar a su tiempo pero no saben cómo. Pero mientras tanto nos encontramos con numerosas escenas divertidas.

Christian Clavier y Jean Reno

Las secuencias divertidas se suceden a un ritmo desenfrenado. Resulta curioso que la trama está ejecutada con total seriedad. No estamos ante la típica grosería de los subproductos tipo Ozores, la grosería de los personajes está justificada por la situación y mostrada con elegancia visual sin caer nunca en la zafiedad. El mundo medieval está perfectamente conseguido y los dos personajes centrales muy bien construidos, su tosquedad es hilarante en los decorados en que se desarrolla la acción como el anterior castillo reconvertido en un lujoso hotel regentado por un descendiente del escudero.

Aparecen también otros personajes como la vagabunda que tiene un romance con el escudero, una mujer sin techo que vive entre plásticos en la más radical pobreza mientras el entorno hipócrita vive en la opulencia. Un entorno que se cree avanzado y democrático y que es insensible ante ese drama humano que es la exclusión social.
Por eso, al ser ridiculizados no nos dan pena. Eso nos recuerda a Charlie Chaplin que cuando ponía en ridículo a alguien sabía que ésta debía ser alguien que al público le cayera mal, un ser opulento y orondo al que el vagabundo siempre le propinaba batacazos y patadas.
Aquí es gente pija, muy pija, como el descendiente del escudero que es incluso falsamente afeminado, pretencioso y ridículo.

Como la película tenía un final abierto, Los visitantes regresan por el túnel del tiempo (1998) supuso una oportuna continuación que debía haberse completado con una tercera. Pero desgraciadamente no fue así. Un productor norteamericano vio la primera película en un vuelo aereo y le hizo tanta gracia que decidió rodar un remake. Pero de ello hablaremos más adelante.
La segunda parte tiene también un final abierto y al no rodarse la tercera la trama no queda cerrada.
Es una película que tiene más ambición industrial y que incluso supera a la anterior repitiendo localizaciones y reparto con alguna salvedad, la protagonista femenina es sustituida. Aquí los viajes en el tiempo son más frecuentes porque por error o mala intención alguien del siglo XX se encuentra inesperadamente en plena Edad Media llevándose desagradables sorpresas.

Además la acción transcurre en tres tiempos diferentes porque viajan incluso a la época de la Revolución francesa. Christian Clavier interpreta muchos personajes distintos dando pruebas de su gran versatilidad.
Toda la trama gira alrededor de unas joyas que se perdieron en el siglo XX y que urge recuperar para cerrar el túnel del tiempo. Las escenas de acción están muy bien realizadas y son espectaculares. El éxito se repitió pero por desgracia no hubo tercera parte.


Se rodó eso si una versión norteamericana con el mismo director y mismos protagonistas, aunque con los nombres cambiados. Dos colgados en Chicago (2001) fue todo un fiasco. El director cambió su nombre por vergüenza, llamándose Jean-Marie Gaubert.
La película carece de ritmo, de gracia, no sorprende. Es todo light porque desaparecen los ambientes pijos y estirados que provocaban hilaridad en las dos versiones francesas, además los dos actores principales se ven descafeinados, como amordazados. Hollywood, incapaz de comprender la comedia original, destroza el material con recortes presupuestarios, un rodaje más rápido y escasa enjundia cerebral.
El descalabro fue total y en España la vimos con un título infumable.
Sin embargo las dos películas de la trilogía inconclusa se han convertido ya en películas de culto que por desgracia no tuvieron continuidad.
A Jean Reno le volvimos a ver en las dos entregas de La Pantera Rosa con Steve Martin y Christian Clavier un año después fue un espléndido Napoleón.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Por Leelee

HÉRCULES, ENÉSIMO REMAKE

El sobrevalorado Sam Raimi, a quien conocí en Sitges cuando estrenó Posesión infernal, hace algún tiempo rodó una serie nefasta para televisión con Kevin Sorbo sobre el legendario personaje de la mitología griega. Hércules, de la que salió Xena que es algo más agradable, tiene una influencia nefasta en las películas sobre esta temático.
Así en la versión de Roger Young que nos ocupa, rodada en el 2005 para televisión, Paul Telfer es un Hércules light y descafeinado muy lejos del gran Steeve Reeves. Se nota a faltar el musculoso forzudo que imponía su mera presencia. Un hombre rudo que aquí se ve despersonalizado con una imagen blanda contraproducente y falsificadora .
No nos gusta el vestuario, más digno de un Conan y de las fantasías heroicas del comic que de un peplum helenístico. Aquellas minitúnicas que mostraban los músculos y las piernas del héroe, los bellos cuerpos de las heroinas. Aquella Sylvia Koscina que en la versión de 1958 nos quitaba el hipo. Aquí tenemos a una no menos bella Leelee Sobieski que aparece tapada como si acabara de salir de un convento de ursulinas.

A Leelee le recordamos de la obra póstuma de Stanley Kubrick, Eyes Wide Shut (1999), con su atractivo bikini, y una de las mejores Juanas de Arco que recuerdo. Aquí es la ninfa Dejanira, la enamorada del forzudo personaje, con un vestuario penoso, aunque no por ello resulta ser lo más grato de esta versión un tanto standard y poco imaginativa.
Todo es plano, carente de emoción y rutinario. Roger Young ha rodado muchas películas similares para televisión aunque con mejores resultados. Incluso una versión de Drácula, con Patrick Bergin; también un Jesús con Gary Oldman de Poncio Pilatos, otra sobre Pablo de Tarso.
En fin versiones agradables pero carentes de genio.

Leelee Sobieski

Contacto

Mail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...